De Aragón al Este de Europa (Heraldo de Aragón)

Rusbaltika busca asesorar a los empresarios españoles para que exporten a Rusia, Lituania y Bielorrusia

El principal propósito de Rusbaltika es acercar los mercados de Rusia, Lituania y Bielorrusia a los empresarios españoles. El aragonés Rubén de Pedro, de 31 años, lidera esta consultora internacional junto al conquense José María Rodríguez, de 28, que tiene como principal objetivo el asesoramiento en materia de mercados e inmobiliaria. Tras conocerse en Lituania en 2010, Rubén y José María se unieron para ayudar a eliminar miedos y convencer a los empresarios de que se decidan a exportar al Este de Europa.

«Actualmente, las compañías españolas se están yendo a mercados en los que arriesgan mucho más y consiguen mucho menos», asegura José María. En este sentido, destaca que numerosas empresas «están marchándose a Venezuela o México, países con un riesgo brutal, pero, sin embargo, no contemplan abrirse a regiones del Este que ofrecen muchísima más seguridad jurídica y política». Además de en Rusia, Lituania y Bielorrusia, mantienen contactos con otros socios en Estonia, Ucrania y Letonia, que les abre las puertas en Kazajistán y Escandinavia. No se cierran a expandirse aún más en un futuro, aunque en este momento consideran que tienen que constituir una base firme en los tres países principales en los que operan.

En su sede principal, situada en Vilnius –capital de Lituania–, trabajan ellos dos, pero ocasionalmente contratan a nuevos empleados. Así, José María comenta que en septiembre realizarán una misión donde cinco o seis empresas españolas viajarán a Lituania para conocerlo más y asegura que necesitarán más trabajadores para que acompañen a algunos de esos empresarios por el país.

0M7dtWXFxKY

 

Asesoramiento completo

En cuanto al trato con sus clientes, Rubén afirma que están con ellos hasta el final del proceso. «Cuando el empresario nos contrata tiene que recibir un servicio completo, no solo asesoramiento y búsqueda de socios, sino todo el proceso posterior, por lo que cuando vienen y se reúnen con estos, mantenemos la relación e impulsamos el proceso de compra», manifiestan. «Lo más importante es que el empresario se va, pero nosotros nos quedamos y seguimos haciendo su trabajo, es decir, actuamos como su representación oficial en el país», concluyen.

De los tres países en los que operan, ambos destacan que son zonas que ofrecen grandes ventajas jurídicas para los empresarios, pero que están todavía por descubrir. Así, de Lituania valoran que es «muy interesante para la inversión porque tiene muchas zonas francas –lugar donde establecer una empresa beneficiándose de ventajas fiscales– en las que no hay que pagar impuestos durante cinco años, ni el IVA hasta que no se comercialice el producto. Además, cuenta con un puerto que no se congela en invierno y está ubicado en una zona donde a 1.500 kilómetros a la redonda hay unos 600 millones de personas.

Por otra parte, de Bielorrusia recalcan que es una zona en la que está todo por hacer y «tiene un mercado virgen en el que muchos sectores están prácticamente empezando a desarrollarse». Tanto es así, que José María especifica que Minsk es la única capital del mundo donde había estado en la que pudo andar un kilómetro por el centro sin ver un restaurante. Rubén subraya que el 80% de los negocios en Bielorrusia son del Estado, pero en los próximos años el país va a empezar a abrirse y se van a implantar más de 500 empresas, lo que significa que este es el momento para intentar hacerse un hueco en este mercado.

En cuanto a Rusia, ambos creen que es un gigante absoluto y constituye «una oportunidad impresionante para cualquier empresa de cualquier sector». Asimismo, afirman que es un país que demanda una gran cantidad de productos y en muy pocos años «será la quinta potencia del mundo».

A principios de mes, José María y Rubén han estado en España para realizar charlas y fortalecer la relación con algunas empresas de Aragón, El Bierzo y La Mancha. Una vez que termine el verano volverán para seguir reuniéndose con empresarios.

Durante su paso por España, han contado con el apoyo del Instituto Aragonés de la Juventud, al cual están muy agradecidos porque les ha brindado diversos contactos, entre los que se encuentran algunos responsables de las Cámaras de Comercio.

 

ÁNGEL M. GREGORIS

amartinezgregoris@heraldo.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *