Empresarios, viajen a Europa del Este (ABC)

Iniciamos el blog de nuestra empresa cuando hace ya dos años de nuestra primera aparición en prensa.

Han sido dos años cargados de emociones, un aprendizaje intenso, basado en la mejora constante a través de la experiencia, y un nivel de ocupación inédito.

Después de trabajar con más de 50 clientes corporativos de 7 países distintos, Rusbáltika desea iniciar su tercer año de servicio abriéndose a compartir de un modo más cercano y más visual el devenir de su trabajo a través de este blog, que hoy empieza.

Hace ahora 2 años, el diario ABC (uno de los periódicos con más tirada de ejemplares de España) nos dedicaba unas líneas, que hoy llama la atención leer, debido al desarrollo reciente de los acontecimientos en Rusia y a la deriva seguida por su mercado en los últimos meses:

EMPRESARIOS, VIAJEN A EUROPA DEL ESTE

Luis P. Arechederra

img1

«Vaya al Oeste, joven, y crezca con la nación». El fundador del diario estadounidense The New York Tribune y congresista republicano en la antesala de la Guerra Civil americana, Horace Greeley, aconsejó a los jóvenes del país que fueran hacia el Oeste para labrarse un futuro con la expansión del país. En la actualidad y en la dirección contraria, en un momento de estancamiento económico en las regiones más occidentales de Europa, surgen oportunidades prometedoras hacia el Este del Viejo Continente, en Rusia y sus países satélites, con economías en expansión como el Oeste americano.

Rusbaltika, una empresa española, trata de facilitar esta aventura: la llegada de compañías españolas a los países de Europa del Este, una región inexplorada por los empresarios de nuestro país. José M. Rodríguez, uno de los dos socios fundadores de la consultora, cita un ejemplo muy ilustrativo. «Actualmente, en Rusia hay registradas unas 200 empresas españolas. Si tenemos en cuenta el número de las alemanas (6.000), el potencial de crecimiento es evidente», afirma. En Lituania, país desde el que opera Rusbaltika, tan solo hay poco más de una decena de compañías españolas.

Rodríguez describe los mercados de estos países como un oasis dentro del desierto de la crisis económica. Y nombra tres rasgos especialmente interesantes para atraer inversión: «riqueza en recursos, aumento de la capacidad adquisitiva de sus habitantes y la necesidad que tienen de importar gran parte de lo que consumen».

Rusia será la quinta economía del mundo en tan solo dos o tres años, según el primer ministro y presidente electo del país, Vladimir Putin. Un informe de Ernst & Young afirma que el 19% de los inversores internacionales vieron Rusia como una de las regiones más atractivas donde hacer negocio en 2012. Una percepción que creció en 8 puntos respecto a 2011. Fue la región que más mejoró su atractivo. Y las exportaciones españolas dirigidas allí no han hecho más que crecer: en 2012, un 16%. El mismo informe recomienda que Rusia mejore aspectos como la certidumbre legal, la burocracia y la transparencia regulatoria.

El país, según el fundador de Rusbaltika, se encuentra en un momento de transición «de una economía dependiente de los recursos y el sector primario a una economía moderna, tecnológica y de servicios». Por ello, necesitan mejores infraestructuras, nueva maquinaria, técnicos en energías renovables o ingeniería civil. «Ámbitos todos ellos en los que España tiene mucho que aportar», responde Rodríguez. Según este emprendedor, tampoco hay que olvidar que hay vida más allá de Moscú y San Petersburgo, las dos ciudades con los mercados más saturados. En Rusia hay diez ciudades con más de un millón de habitantes que, como Ekaterimburgo o Novosibirsk, «constituyen un área plena de oportunidades».

Lo mismo sucede con Lituania, el país de la UE que más crecerá en 2013 (3,5%), y que tiene unos requisitos impositivos muy atractivos, además de una posición logística de frontera entra la UE y la unión aduanera que forman Rusia, Bielorrusia y Kazajastán. Otro país que también ofrece oportunidades interesantes. Como afirma Erlan Dosymbekov, socio de Ernst & Young en dicho país, quien afirma que «Kazajastán ha demostrado una gran fortaleza para atraer inversores, sobre todo en las industrias extractivas».

Este contexto abre un mar de oportunidades para los sectores tecnológicos, de infraestructuras o todos los relacionados con el desarrollo urbano. En Rusia, por ejemplo, la concentración en las ciudades impone una gran demanda de vivienda nueva y presiona los precios al alza. Lo que puede generar, según Rodríguez, «unas tasas de rentabilidad superiores al 20% interanual». Y ya hay dos ámbitos en los que las empresas españolas están pisando fuerte. Son el azulejo y la moda. En la XX feria internacional Collection Première Moscow, participaron 57 grandes marcas españolas. Y no son las únicas que ya se han adentrado en los mercados del Este: Roca, Gestamp, Inditex, Mango, Gallina Blanca, Imaginarium, OHL o Talgo han sabido competir con garantías.

El desconocimiento de estos países (y de sus idiomas) puede dificultar el aterrizaje. Rusbaltika tiene capacidad para «intermediar en las gestiones» y afrontar los retos de los empresarios españoles recién llegados: «trámites de exportación, participación en licitaciones, obtención de licencias, concesión de visados», entre otros. Sus socios y fundadores, tanto José M. Rodríguez como Rubén de Pedro, tienen experiencia en la región, hablan los idiomas ruso y lituano y animan a la aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *